aquí no te compramos esta tira, Quino

leo este texto de Quino, genial autor de Mafalda, una serie que debería ser obligatoria en cualquier primaria del mundo, una niña que observa el desarrollo del mundo y la sociedad que han creado sus mayores con una mirada impropia de su edad,

y no puedo sino que en estas frases de despedida, Quino está herrado con hache, que la vida horizontal, con el efecto tiempo por medio, antes y después, es una mirada muy tonta y simplista de la vida que hemos elegido vivir,

una mirada que se escapa de la vida vertical, en la que el ser humano tiene un propósito, que va encontrar poco a poco, en un proceso de desarrollo y apreHendizaje continuo,

con la ayuda de nuestras grandes maestras, figuras que ponemos en la vida para entender qué no y qué sí, empezando por madre y papá, siguiendo con nuestros abuelos y nuestro árbol familiar,

para seguir con nuestras hermanitas, nuestros hijos, profesores, amigas, todas las personas que van a poblar nuestra vida, que nos proveen de las circunstancias ideales para nuestro apreHendizaje y desarrollo personal,

porque evolucionamos en la relación, crecemos en la relación, y nuestra vida no es hacia adelante y hacia atrás, más bien es hacia arriba y hacia abajo, si algo cuenta al final del camino va a ser la evolución de la conciencia.

   así lo vimos…

copio un texto que me llega desde fundación Ananta, gracias, Joaquín, por estas meditaciones tan sabrosas, una que creo hoy viene a cuento.

“No será el placer el que os de la felicidad, sino el trabajo. Si, ¿acaso esto os sorprende? Ello prueba que todavía no habéis comprendido lo que es el verdadero trabajo, si no sabríais que es ahí donde encontraréis la felicidad. No se trata de que os privéis del placer, sino simplemente de que no lo pongáis en primer lugar como objetivo de la existencia, porque os debilita, os empobrece: todo lo que vivís como emociones, como sensaciones, quema poco a poco vuestras reservas.

En lugar de considerar el placer como objetivo de la existencia, hay que decirse: “Ah, debo hacer de mi vida algo con sentido, útil, grande”, y así reemplazar el placer por el trabajo. Reemplazar el placer por el trabajo es reemplazar una actividad ordinaria, egoísta, por una actividad más noble, más generosa, que dilata nuestra consciencia y desencadena en nosotros nuevas posibilidades.”

Omraam Mikhäel Aïvanhov (1900-86), “Pensamientos cotidianos”, Editorial Prosveta.

en la comprensión antroposófica de la vida, a los nenes nos explican los septenios, esas unidades de tiempo que tienen un significado profundo, 7 años para el bebé, 7 años para la joven, 7 años para la adolescencia, hasta formar el ser,

21 años indiferenciados para hacer nuestra peleíta de vida, descubrir el mundo, confrontarlo, combatirlo, hay una etapa en la que somos combatientes, no tengo más que mirar la edad de nuestros hijos,

Paula con 22, Gorka con 21, peleones, arrogantes, con una energía des-bordante, confrontadores con el mundo que les han dejado padre y mamá, ellas están seguras de que van a hacerlo mejor, ojalá, Mafalditas,

y la vida sigue, con el despertar de la conciencia, allá por los 42, y una crisis del copón, en la que mi vida vieja, reflejo de las creencias y valores de la casa de mis mayores ya no es tan válida, ¿yo quiero realmente esta casa, este trabajo, esta pareja?,

¿quién soy yo?, ¿cuál es mi trabajo en esta vida?,

y seguimos sumando múltiplos de 7 años, 7 para el aprendiz de la conciencia, 7 años para la maestría, 7 para la sabiduría, y aparecen los reflejos de nuestra vida inicial, reflejos que podemos vivir en la higuera o conscientemente,

si a los 14 años tenemos la primera regla a los 49 tenemos la última, si a los 7 se nos caen los dientes que se nos van a caer al los 56, si a los 21 años se forma el ser a los 63 el ser no tiene escapatoria,

y va a tener que elegir cómo vive el siguiente ciclo, se borra y pide que le cuiden, vuelve el bebé al útero materno, o se da 21 años más de carrete, para poner todo lo que ha aprendido al servicio de la comunidad,

y ahí estamos, Quino, progresando hacia arriba, no hacia adelante o atrás, déjame que hoy no te compre la tira, de alguna forma que aquí no caben más tonterías ni más mentiras.

y tú, ¿compras todas las tiras y mentiras que te cuentan?

desde la asociación historias que TRANSforman y organizaciones con espíritu y corazón estamos comprometidas en el desarrollo del 3ple camino de las personas, los grupos y las organizaciones, con 3 conjuntos de capacidades que quedan representadas por 3 palabras, curiosidad– compasión– coraje,

3 palabras que sintetizan 3 aperturas, apertura de mente, de corazón y de voluntad, 3 palabras que resumen 3 grupos de características, relacionadas con 3 ámbitos de desarrollo personal, de los grupos y de la organización, ya que

  1. la curiosidad es la llave de la creatividad grupal en organizaciones innovadoras,
  2. la compasión es puerta de los grupos saludables y de organizaciones sanas,
  3. el coraje es la llave de la responsabilidad en organizaciones excelentes.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional cc inspirado en el arco iris, en la teoría del color de Goethe, en la teoría U de Otto Scharmer, un modelo que compartimos desde este enlace.

te deseamos amor y orgullo sano para el desarrollo de entornos de confianza,  y te mandamos 3 abrazos, plenos de curiosidad, compasión y coraje, que el camino nos encuentre,

feliz 2020 y buen camino.

tu organización también puede ser parte del estudio de la confianza en España y LATAM, este melón de 3 años que estamos abriendo ahora, y del proceso de financiación social asociado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s