¿cómo es la gente en este colegio?

Érase que se era un hombre anciano en las puertas de la ciudad, en un país muy lejano, acompañado por su nieta pequeña, cuando llega un extranjero con intención de instalarse en su ciudad, al que le hace esta pregunta,

¿cómo es la gente de esta ciudad?,

a la que el anciano le responde con otra pregunta, ¿como es la gente de la ciudad de donde vienes?, a lo que el extranjero responde que es “la gente mas simpática del planeta, ya los echo de menos, los tengo en el corazón,”

a lo que el anciano le responde, con una sonrisa preciosa, “pues qué suerte, porque aquí te vas a encontrar con el mismo tipo de gente, toda la gente de esta ciudad va con el corazón en la mano, son todos magníficos,”

no es anormal que el extranjero decida entrar en la ciudad.

Un poco mas tarde llega otro extranjero y les hace la misma pregunta, ¿cómo es la gente de esta ciudad?, pregunta que recibe la misma respuesta, ¿cómo es la gente en el lugar de donde vienes?

“Eran todos desagradables, odiosos, ya nos los soportaba, por eso me tuve que mudar, por eso estoy en este camino asqueroso, en búsqueda de un sitio habitable en el que poder arraigar”,

a lo que el anciano le responde, con la misma sonrisa abierta, “pues qué lástima, porque aquí te vas a encontrar con el mismo tipo de gente, todos insoportables, arrogantes, codiciosos, envidiosos, gente ruin a tal punto que no te puedes imaginar,”

no es anormal que el extranjero decida no entrar en la ciudad.

La nieta, patidifusa, algo ha pasado que no llega a entender, está claro, le pregunta al abuelo cómo es posible que la misma pregunta reciba dos respuestas tan contradictorias, no es que sean diferentes, son opuestas,

un comentario que se abre a la explicación del anciano, esta persona sabia que le va a explicar a su nieta, con palabras sencillas, adecuadas para su edad, que vemos el mundo exterior tal como somos nosotros en nuestro interior,

porque transportamos nuestro mundo interior por todas las partes a donde vamos, y si le preguntas a un águila cómo es el mundo te dirá que es amplio, mientras que un delfín te dirá que es húmedo,

y si le preguntas a un caballo salvaje te dirá que el mundo es espectacular y que en él se puede hacer todo lo que uno quiere, mientras que un caballo de labor te dirá que el mundo es esfuerzo e imposición, y si le preguntas a un caballo de circo cémo es el mundo te dirá que está lleno de sonrisas de niños, y una hormiga te dirá que es infinito,

está claro que hay seres humanos que son hormigas, otras son águilas, otros caballos de circo o caballos de labor o caballos salvajes, y además están seguros de que todo el mundo es un caballo o un águila o una hormiga,

y a eso se debe que nunca conozcamos a nadie, porque sólo nos volvemos a encontrar con nosotros mismos, salvo cuando descubrimos la tolerancia y la curiosidad y podemos abrir nuestro corazón a la novedad,

para así poder aprender algo nuevo.

   así lo vimos…

gracias, Silvia, por compartir con nosotras este cuento que surge en el taller de Christian Fleche, en el módulo de creencias, en este proceso tan bonito que nos permite entender la salud y la enfermedad en relación con las emociones y la vida, un paseo que la escuela francesa de Biodescodificación nos propone,

un cuento que nos conecta con la ley del espejo, un cuento que tal vez nos hace reflexionar sobre esas personas y relaciones que nos sacan de quicio, buen sitio desde el que empezar a mirar,

porque hay algo ahí fuera que también es yo cuando algo no funciona en una relación, algo a lo que tengo la posibilidad de mirar, más si me pregunto cuál es mi contribución a la situación.

quién sabe por qué trazo la historia del extranjero, el abuelo sabio y la nieta con la imagen de Spirit, ese caballo libre al que hacemos referencia en el texto de 7 emociones, en donde le que asociamos con la energía del violeta,

tal vez por la simple cita de los 3 caballos,

  • el caballo libre,
  • el caballo de faena,
  • el caballo de circo,

por cierto, de estos 3 tipos de caballos, ¿a cuál te pareces más?

Si la pregunta no está suficientemente clara, tal vez te podemos ayudar con otra pregunta,

  • ¿te gusta charlar con las águilas?
  • ¿te gusta charlar con las hormigas?
  • ¿te gusta charlar con los niños?

 

y cada vez tengo menos dudas que la ley del espejo ocupa el espacio del azul índigo en el universo de las 7 emociones, ese espacio que destinamos a la emoción de la comprensión, la más insondable, la más profunda,

esa emoción de la que poco se habla en occidente, por no decir nada, esa emoción que nos acerca a ese mundo perfecto, en el que Yo también soy Tú.

cuando somos capaces de abrir los ojos con curiosidad, conectar con lo que es, observar sin prejuicios ni posjuicios, conectamos con nuestro niño interno, y estamos realizando ese proceso que en la teoría U se denomina “open mind”, mente abierta,

uno de los 3 caminos de desarrollo personal, y de la humanidad.

en este proceso de re-encuentro con nuestra sabiduría ancestral, con el caballo y el águila, con la hormiga y el delfín, con la hermana planta y la montaña, ponemos en valor las conversaciones que entablamos con otras personas,

4 tipos de conversaciones que se derivan de 4 reinos, y de 4 campos de la atención, un tema sutil, pero que se manifiesta de forma tan evidente en este mundo, porque así como es nuestra atención… así son nuestras conversaciones,0

por cierto, hablamos de 4 reinos, y tal vez no sabes cuáles son.

 

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s